Servicio Social

PROGRAMA DE ENSEÑANZA DE HABILIDADES DE INTERACCIÓN SOCIAL PARA NIÑOS Y NIÑAS EN EDAD ESCOLAR (PEHIS)

El Colegio Real Royal School por intermedio del presente programa da respuesta a los requisitos del M.E.N., (Ministerio de Educación Nacional), emanados por la Ley 115 de 1994 el artículo 97 que trata sobre el servicio social obligatorio, el cual dice que los estudiantes de educación media prestarán un servicio social obligatorio durante los dos últimos grados de estudios, de acuerdo con la reglamentación que expida el Gobierno Nacional.

Así mismo, da cumplimiento al decreto 4210 de 1996 por el cual se establecen reglas generales para la organización y funcionamiento del servicio social estudiantil obligatorio.

Este programa propone en su quehacer diario, fomentar el desarrollo de un ser humano integral, cuya función primordial es la de aumentar la competencia de interacción social de los niños y niñas del preescolar abanderado por nuestros estudiantes, en un idioma extranjero.

Las competencias sociales hacen referencia a las habilidades y estrategias sociocognitivas con las que el sujeto cuenta en la interacción, dentro de las competencias se incluyen las habilidades sociales, el autocontrol, la autorregulación emocional, el reforzamiento social y las habilidades de resolución de problemas, puesto que permiten al individuo hacer frente con éxito a las demandas de la vida diaria.

Los estudiantes, al llegar a grado décimo y undécimo, viven una experiencia maravillosa, porque para ellos es fascinante poder ayudar y aportar sus conocimientos y dedicación a niños que aprovechan al máximo de esta experiencia por medio de actividades lúdicas, diseñadas y dirigidas por los mismos jóvenes.

El servicio social, es una práctica enriquecedora para los chicos de los dos últimos grados de secundaria media, ya que cuentan con la posibilidad de brindar su conocimiento en el idioma inglés a niños y niñas menos favorecidos. El participar de la planificación, organización y realización de las diferentes actividades en cada jornada a la que asisten, les permite sensibilizarse, crecer como personas y valorar lo que ellos tienen y que evidencian que a otros niños les hace falta.